Con información de Telemundo Nuevo México

Equipos de rescate en una zona remota del Océano Atlántico trabajaban contrarreloj para localizar a un sumergible que llevaba a cinco personas en una misión para documentar los restos del Titanic, el emblemático transatlántico que se hundió hace más de un siglo. El sumergible, llamado Titan y que formaba parte de una misión de OceanGate Expeditions, llevaba un piloto, un reconocido aventurero británico, dos miembros de una importante familia de empresarios paquistaníes y a otro pasajero.

Las autoridades reportaron su desaparición el domingo por la noche a unas 435 millas al sur de San Juan, en Terranova, Canadá, según el Centro Conjunto de Coordinación de Rescate en Halifax, Nueva Escocia.

Cada minuto que pasaba aumentaba el peligro para la tripulación del Titan. El sumergible tenía oxígeno para 96 horas cuando entró en el agua en torno a las 6 de la mañana del domingo, según David Concannon, asesor de OceanGate.

El rompehielos canadiense de investigación Polar Prince, que servía de barco de apoyo del Titan, habría perdido el contacto con la nave en torno a una hora y 45 minutos después de que su inmersión. El Polar Prince seguiría haciendo búsquedas de superficie durante la noche, y una aeronave de vigilancia Boeing P-8 Poseidon reanudaría las operaciones de búsqueda por la mañana, según indicaron los guardacostas estadounidenses en Twitter. También dos aeronaves Lockheed C-130 Hercules habían sobrevolado la zona.

Las expediciones de OceanGate al sitio del naufragio del Titanic incluyen a arqueólogos y biólogos marinos. La compañía también lleva a personas que pagan para realizar el viaje. Conocidos como “especialistas de misión”, se turnan para operar equipo de sonar y realizar otras tareas a bordo del sumergible para cinco personas.

La Guardia Costera manifestó el lunes que en la nave iba un piloto y cuatro especialistas de misión. El sitio web de OceanGate sugería que la quinta persona a bordo podría ser un “experto de contenido” que orienta a los clientes de pago. Los viajes para ver los restos del icónico Titanic tiene un valor de $250,000. OceanGate acotó así que, su prioridad eran los tripulantes y sus familias.