El protagonista de Spider-Man, Tom Holland, anunció durante el fin de semana que se alejará de las redes sociales porque descubrió que podían ser “perjudiciales” para su salud mental.

El británico de 26 años se une a otras grandes estrellas del mundo del entretenimiento, como Selena Gómez y Camila Cabello, que se han expresado abiertamente sobre cómo algunas plataformas como Twitter o Instagram pueden afectar la salud mental.

Muchos de sus seguidores aplaudieron su decisión y uno aseguró que era una “jugada inteligente”. En un video publicado en su cuenta, Holland aseguró que Instagram y Twitter son “sobreestimulantes” y “abrumadores”.