El policía blanco del estado de Michigan Christopher Schurr, que disparó en la cabeza a un conductor de piel negra al que trataba de arrestar después de que se resistiera, fue acusado este jueves de asesinato en segundo grado.

Schurr utilizó su pistola contra el hombre, Patrick Lyoya, de 26 años, después de un forcejeo caótico y cuando este se encontraba boca abajo en el suelo. El fiscal del condado de Kent Chris Becker dijo que la muerte “no estaba justificada o excusada por motivos de defensa personal”, durante una rueda de prensa este jueves para anunciar la acusación.

El policía mandó parar a Lyoya porque su matrícula no correspondía con el vehículo que conducía, según le dijo entonces. Lyoya, que emigró a Estados Unidos desde la República Democrática del Congo, trató de huir después de ser agarrado por el agente, indica swissinfo.