Al menos cuatro personas han muerto y varias han resultado heridas como consecuencia de incendios que han afectado en los últimos días a poblaciones del norte y sur del estado de California- Dos personas murieron, dos mujeres de 66 y 73 años, y otras tres resultaron heridas a causa de un incendio forestal de rápida expansión que arrasó la comunidad de Weed, en el norte del estado, indica EFE

Otras dos personas fallecieron en otro violento incendio en el sur de California desatado el lunes, que obligó a cientos de residentes a huir en medio de una severa ola de calor que ha envuelto la región.

Según explicó a la cadena CNN un jefe de bomberos de la zona de Weed, Jon Heggie, la sequía prolongada en el estado ha creado condiciones “extremadamente peligrosas” ya que la tierra seca contiene “una gran cantidad de combustible muerto”.

Los residentes de Weed y de dos comunidades cercanas recibieron el viernes por la tarde instrucciones de abandonar sus hogares inmediatamente al verse cientos de casas amenazadas por las llamas. Ese día, el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios del estado indicó que el fuego avanzaba a una “velocidad peligrosa” en el condado de Siskiyou.

Las órdenes de evacuación afectaron a miles de personas en Weed, Lake Shastina y Edgewood, e incluyeron a los 23 pacientes del Sanatorio Shasta View. El área está a unos 320 kilómetros al norte de Sacramento, la capital de California.