El jefe del Departamento del Alguacil del Condado de Bexar, Javier Salazar, anunció que se llevará a cabo una investigación sobre el traslado de un grupo de migrantes que se encontraban en esa zona de Texas a la exclusiva isla de Martha’s Vineyard la semana pasada, indica GlobalMedia. 

Salazar dijo en una conferencia de prensa que ha iniciado una investigación sobre el controvertido traslado en avión de los migrantes, que de acuerdo a lo que explicó, se encontraban en las inmediaciones del Centro de Recursos para Migrantes en San Antonio, la ciudad más importante del condado, hacia Martha’s Vineyard por órdenes del gobernador de Florida, Ron DeSantis.

“Además, estamos trabajando con abogados privados que representan a las víctimas, así como con organizaciones de defensa en este incidente”, añadió el alguacil. Explicó que 48 migrantes venezolanos fueron “tentados” con “falsas promesas” y llevados en avión a Florida y después a Martha’s Vineyard para “ser usados y obtener puntos políticos”.

Agregó que hasta el momento no ha podido hablar con ninguna de las víctimas para establecer “cuál es el delito”, pero sostuvo que está en contacto con abogados que representan a algunos de los migrantes. También explicó que está en comunicación con la Liga de Ciudadanos Latinos Estadounidenses Unidos (LULAC) para avanzar en la investigación.