La actriz Amber Heard rechazó llevarse la mitad de lo que Johnny Depp cobró por rodar la quinta película de “Pirates of the Caribbean” a pesar de la insistencia de sus abogados durante su divorcio.

Dos meses después del veredicto de este mediático juicio, el juzgado de Fairfax desclasificó más de 6 mil páginas sobre el procedimiento que, entre otros detalles, revelan que se rechazaron numerosas pruebas presentadas por los equipos de Depp y Heard.

Por ejemplo, el tribunal no admitió unos documentos pertenecientes a los procedimientos de su divorcio en 2017 y en los que figuran varios mensajes donde los abogados de Heard pedían que reconsiderara su decisión de rechazar “decenas de millones de dólares”.

Depp había rodado Pirates of the Caribbean 5 durante los últimos meses de su matrimonio y, al no tener separación de bienes, sus ingresos se consideraban patrimonio común. Aunque se desconoce cuánto cobró, la revista Variety recordó que, por la anterior entrega de la saga, el actor ingresó más de 33 millones de dólares, por lo que la cantidad por la quinta película sería aún mayor.

El Carabobeño explica que, ante la negativa de Heard de pelear por esa suma de dinero, sus abogados respondieron en un correo electrónico que era “increíblemente honesta con su palabra” y era evidente que “no iba por el dinero”. Finalmente, la jueza Penney Azcarate rechazó incluir cualquier documento sobre el divorcio en el juicio por difamación.