La sospechosa tiene 85 años y está enfrentando cargos graves, que además no es la primera vez que ocurre, anteriormente ya fue arrestada tras enfrentar a la justicia por cometer fraude contra al menos 24 personas, indica Telemundo51. 

Lucille Poag, a sus 85 años, ha usado el mismo modus operandi. Según el informe de arresto, pedía dinero a potenciales compradores de una casa por medio de su compañía House of Homes Realty.

En el 2020, Poag fue detenida por defraudar a decenas de personas con cientos de miles de dólares en pérdidas a través de una trama dirigida a personas que iban a comprar viviendas. Ahora las autoridades dicen que, en el 2021, más clientes fueron víctimas de esta estafa.

René Pérez, agente inmobiliario, confiesa saber “que hay mucha gente estafando por ahí, son tiempos difíciles”. Una tendencia que según el agente inmobiliario va en aumento. De acuerdo con la policía en estos cuatro nuevos casos, la mujer le informaba al cliente que podía calificar para el programa de comprador de casa por primera vez, y que debía traerle un depósito de $1,800 dólares a un punto de encuentro para garantizar la hipoteca y un subsidio del gobierno.

Luego, tal parece que, la acusada solo presentaba excusas al no prestar el servicio y no devolvía el dinero. A las víctimas, nunca se le mostraron las supuestas propiedades. Según registros de la corte, la licencia de agente de bienes raíces de Poag había sido revocada en el 2016 y 2018 por “anuncios engañosos” para atraer compradores. La última vez que fue arrestada los clientes perdieron al menos 400,000 dólares colectivamente.