Una avanzada del presidente colombiano, Gustavo Petro, fue atacada por desconocidos con disparos de fusil en la región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, lugar que el mandatario tiene previsto visitar el próximo viernes.

Así lo informó la presidencia a través de un comunicado donde indicó: “El ataque con armas de fuego de largo alcance” fue perpetrado en una zona rural de El Tarra, que forma parte del departamento de Norte de Santander, contra “vehículos que se dirigían al municipio para integrar la caravana” presidencial y que un conductor fue retenido por los atacantes y luego liberado.

La información oficial según EFE detalla que el hecho ocurrió en un sector conocido como San Pablo en donde seis hombres armados tenían instalado un retén ilegal, al que la caravana hizo caso omiso y por el cual los tres vehículos de la avanzada fueron “impactados con armas de fuego”.

El Tarra forma parte del Catatumbo, una región que abarca 10.089 kilómetros cuadrados, en su mayoría selváticos, en Norte de Santander, el departamento colombiano con más hectáreas sembradas de coca.

En esa zona hay una fuerte presencia de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y del frente 33 de las disidencias de las FARC, así como de una garita del Ejército Popular de Liberación (EPL) y otras bandas que se enfrentan por corredores para el narcotráfico y los cultivos de coca.

Petro, como parte de su política de “paz total”, ha manifestado la intención de su Gobierno de negociar con el ELN e incluso con otros grupos al margen de la ley que estén dispuestos a someterse a la justicia.