El presidente Joe Biden dijo el lunes que decidirá a finales de semana si apoyará una exención fiscal federal sobre la gasolina, lo que posiblemente ahorre a los consumidores estadounidenses hasta 18,4 centavos por galón.

“Sí, lo estoy considerando”, dijo el mandatario quien además espera tener una decisión basada en los datos, “estoy buscando para el final de la semana”. La administración está buscando cada vez más formas de ahorrarle al público los precios más altos en la bomba, que comenzaron a subir el año pasado y aumentaron después de que Rusia invadió Ucrania en febrero, reseña LaTimes. 

Biden dijo que los miembros de su equipo se reunirían esta semana con los directores ejecutivos de las principales compañías petroleras para discutir el aumento de los precios.

Asimismo, aprovechó el momento para arremeter contra las compañías petroleras, considera que están obteniendo ganancias excesivas cuando la gente siente la crisis de los costos disparados en la bomba y la inflación, pero Biden dijo que él mismo no se reuniría con los ejecutivos petroleros.