El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, confirmó el viernes que habló con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, y le “urgió” a aceptar su propuesta para traer de vuelta a los estadounidenses detenidos en Rusia Brittney Grinner y Paul Whelan.

“Le urgí a avanzar en nuestra propuesta”, dijo Blinken sobre su conversación con Lavrov en una rueda de prensa con los representantes de Exteriores y Comercio de Japón en la que no quiso dar detalles sobre la misma, que según medios estadounidenses consiste en un canje de presos.

Blinken no quiso adelantar tampoco lo que le dijo Lavrov ni cuál será la respuesta final de Rusia. Pero sí recalcó que quiso hablar con Lavrov para que escuchara directamente su propuesta.

Moscú ha confirmado la llamada este viernes, aunque ayer Rusia aún aseguraba que Blinken no había pedido formalmente hablar con Lavrov. Una portavoz de exteriores dijo además sobre estas negociaciones que no admite “filtraciones a la prensa”.

“Habitualmente se dan a conocer los acuerdos una vez han sido alcanzados”, aseveró de acuerdo a nota de EFE.