A través de las redes sociales se ha hecho viral las imágenes del príncipe Guillermo de Inglaterra ya que ha sorprendido a personas que pasaron por la calle de Londres en la que estaba trabajando de canillita, que no se terminaban de creer que sí, que fuera el mismo nieto de Isabel II el que estaba ahí mismo ofreciéndoles una revista.

Con chaleco rojo y gorra del mismo color, el duque de Cambridge “estaba ayudando discretamente a vender revistas The Big Issue“, según han explicado desde la cadena BBC. Es una publicación comercializada por personas sin hogar, desempleados a largo plazo y, como destaca el propio medio, “aquellos que necesitan dinero para evitar endeudarse”.

Así de incógnito, el esposo de Kate Middleton se colocó en su puesto de Rochester Row, cerca de Westminster, y se puso a vender la revista… y a hacerse selfis. Porque varios viandantes le reconocieron y no dudaron en tomarse una fotografía con él, dado que pocas veces iban a poder hablar con él y estar tan cerca de un futuro monarca como entonces, así lo reseña Miami Diario.