El entonces presidente de Estados Unidos Donald Trump ignoró repetidamente el consejo de sus asesores la noche electoral y decidió escuchar al exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, que estando ebrio le recomendó que se proclamara vencedor victoria sin esperar a que terminara el conteo de votos, destaca EFE. 

Así lo declararon varios testigos en entrevistas grabadas que fueron reproducidas el lunes en una audiencia del comité legislativo que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021. El comité recreó lo ocurrido en la Casa Blanca durante la noche electoral del 3 de noviembre de 2020 mediante el testimonio de los asesores más cercanos a Trump y su familia, quienes retrataron al entonces mandatario como alguien ajeno a la realidad que estaba enfadado por los resultados y que decidió autoproclamarse vencedor.

Según reveló el comité, Trump hizo esas declaraciones guiado por Giuliani, quien le había instado en varias ocasiones a salir al escenario y declarar la victoria porque los demócratas estaban “robando” las elecciones. “El alcalde estaba definitivamente ebrio”, dijo sobre Giulani, exalcalde de Nueva York, el que fuera portavoz de la campaña presidencial de Trump, Jason Miller, cuyas palabras fueron reproducidas en video durante la audiencia.

El que fuera jefe de campaña del mandatario, Bill Stepien, también reveló en otra entrevista grabada que Giuliani había bebido demasiado aquella noche y explicó que varios asesores, él incluido, le pidieron a Trump que esperara a que terminara el conteo para hacer una declaración pública.

Esa noche quedó claro, según Stepien, que la órbita de asesores de Trump estaba separada en dos: “el equipo normal” y “el equipo loco”, compuesto por aquellos que promovían teorías conspiratorias.

Incluso algunos familiares de Trump le pidieron que escuchara sus consejos. Una de sus hijas, Ivanka Trump, no tenía una “visión firme” sobre si su padre podía ganar, pero aquella noche le recordó que “todavía se estaban contando las papeletas”, según el video mostrado por el comité. Además, el esposo de Ivanka Trump, Jared Kushner, dijo al entonces presidente que no estaba de acuerdo con los consejos de Giuliani y que él no seguiría ese enfoque, un consejo que su suegro ignoró.