La dictadura cubana continúa haciendo de las suyas, ahora pretende castigar con entre 4 y 10 años de cárcel a personas u organizaciones que reciban fondos del extranjero, decisión que argumentan diciendo que son fondos para financiar actividades “contra el Estado”.

Diario Las Américas explica que según un artículo del anteproyecto del nuevo Código Penal revelado esta semana, la persona u organización que reciba fondos o recursos materiales “con el propósito de sufragar actividades contra el Estado y su orden constitucional” será sancionada con cárcel.

El documento, que se someterá a votación parlamentaria en abril, señala que estas personas se expondrán a una “sanción de privación de libertad de cuatro a diez años”. Una ley similar fue aprobada por la dictadura de Daniel Ortega, en Nicaragua, el 15 de octubre de 2020.

Se trata de la Ley de Agentes Extranjeros que bloquea la financiación y donaciones internacionales a la sociedad civil, ONG defensoras de derechos humanos, periodistas y, en especial, a opositores para limitar sus actividades de organización política