El primer huracán de 2022 en el Atlántico se formó el viernes a partir de la tormenta tropical Danielle pero no representa peligro, según los datos del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. 

El territorio más cercano a Danielle es el archipiélago portugués de las islas Azores, de las que dista 885 millas (1.425 km), indica EFE. 

Se mantiene lejos de la costa y no será una amenaza para ninguna masa de tierra durante al menos cinco días.

El centro de huracanes dice que Danielle será en un huracán de categoría 2 y permanecerá casi estacionario durante el fin de semana.

“Se prevé que la tormenta serpentee sobre el Atlántico abierto durante los próximos dos días”, aseguró el centro de huracanes el viernes por la mañana. “Los vientos máximos sostenidos han aumentado a cerca de 110 km/h (70 m/h) con ráfagas más altas. Se espera un fortalecimiento adicional durante el próximo par de días, y se pronostica que Danielle se convierta en un huracán más tarde esta mañana”.