El Servicio de Vida Salvaje y Pesca (FWS) de Estados Unidos fue demandado ante la Justicia federal por no actuar para frenar la destrucción del hábitat de los manatíes de Florida, así lo informó uno de los demandantes, el Centro para la Diversidad Biológica.

Esta organización con sede en St. Petersburg, en la costa oeste de Florida, interpuso la demanda en los tribunales federales de la capital  junto a Save the Manatee Club y Defenders of Wildlife, indica EFE. 

En diciembre pasado, las tres organizaciones habían anunciado su intención de llevar a la Justicia a las instituciones federales a la carga de la fauna y la naturaleza ante la grave situación que atravesarán los manatíes (Trichechus manatus) de Florida por la destrucción de las praderas marinas que son su fuente principal de alimentación.

La contaminacion por nutrientes y desechos toxicos es la causante principal de la destruccion. Según un informe preliminar de la Comisión de Pesca y Fauna Silvestre de Florida (FWC), 1.101 de esos animales marinos fallecieron en este estado en el año 2021, una cifra récord que casi duplica a la de 2020 y enciende las alarmas en torno al futuro de la especie.

“La carnicería de 2021 debería eliminar cualquier duda de que las aguas de Florida están en crisis”, dijo Jaclyn López, del Centro para la Diversidad Biológica, en un comunicado para informar de la demanda, que tiene como objetivo impulsar una rápida acción “para proteger el hábitat de los manatíes de una mayor destrucción”.