La Cámara Baja de Estados Unidos aprobó el martes proteger por ley el matrimonio homosexual, después de que la eliminación del derecho al aborto por parte del Tribunal Supremo haya hecho saltar las alarmas por la posibilidad de que se eliminen más precedentes judiciales en el país.

La Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, dio su aval con 267 votos a favor y 157 en contra. Ese proyecto de ley será ahora enviado al Senado, donde la ajustada mayoría demócrata necesitará el apoyo de al menos 10 republicanos para sacarlo adelante, destaca EFE. 

Independientemente del futuro resultado en la Cámara Alta, los progresistas pueden sacar partido de una votación que obligue a los senadores republicanos a retratarse de cara a las elecciones legislativas de noviembre, cuya campaña ya copa la cuestión del aborto.

“Si el Tribunal Supremo no revoca ‘Obergefell’ (la sentencia que protege el matrimonio igualitario), esta ley será innecesaria, pero inofensiva. Si la decisión es revocada, será crucial”, dijo el representante demócrata Jerry Nadler en referencia a la posibilidad de que la Corte Suprema revise otros precedentes legales tras la eliminación de la protección del derecho al aborto.

Varios representantes demócratas homosexuales recordaron este martes el día en que el Supremo estadounidense protegió el matrimonio homosexual con la sentencia “Obergefell contra Hodges”, de 2015.