Miles de enfermeras se declararon en huelga el lunes en dos de los principales hospitales de la ciudad de Nueva York luego de que las negociaciones contractuales sobre el personal y los salarios se estancaron casi tres años después de la pandemia del coronavirus.

Los hospitales privados sin fines de lucro estaban posponiendo cirugías que no eran de emergencia, desviando ambulancias a otros centros médicos, contratando personal temporal y asignando administradores con experiencia en enfermería para trabajar en salas para hacer frente a la huelga.

Unas 3500 enfermeras en el Centro Médico Montefiore en el Bronx y alrededor de 3600 en el Hospital Mount Sinai en Manhattan estaban fuera del trabajo. Las conversaciones se reanudaron el lunes por la tarde en Montefiore, pero no hubo noticias inmediatas sobre cuándo podrían reanudarse las negociaciones en Mount Sinai, reseña AP. 

Cientos de enfermeras protestaron, algunas cantando el coro del éxito de Twisted Sister de 1984 “We’re Not Gonna Take It”, en las afueras de Mount Sinai que fue uno de los muchos hospitales de Nueva York inundados de pacientes con COVID-19 cuando el virus convirtió a la ciudad en un epicentro de muertes en la primavera de 2020.