En medio de la jungla de cemento que es la bulliciosa capital de Argentina, surgió un enorme mural de Diego Maradona con la camiseta de la selección nacional, la mano derecha en un puño y una expresión desafiante en el rostro.

La enorme obra de arte, de 148 pies de alto y 131 pies de ancho y pintada en el costado de un edificio de 14 pisos en Buenos Aires, es uno de los tantos tributos que los argentinos han dedicado a su “Dios” del fútbol poco antes del inicio de la Copa del Mundo de este año en Qatar, la primera desde la muerte de Maradona el 25 de noviembre de 2020, así lo indica AP. 

El conocido artista callejero Martín Ron estuvo detrás del mural más grande del mundo, inspirado en una fotografía del entonces capitán de Argentina que captura su expresión poco antes de cantar el himno nacional en la final de la Copa del Mundo de 1990 contra Alemania Occidental donde Argentina perdió 1- 0.

A un lado de la cara de Maradona, Ron pintó una constelación de estrellas en forma de cometa, en referencia a su apodo “cometa cósmica”, que es como un conocido comentarista de radio llamó a la estrella del fútbol luego de su segundo gol contra Inglaterra en 1986.

El mural de Ron se inauguró oficialmente el domingo para coincidir con el cumpleaños del gran futbolista.