La policía de Pembroke Pines investiga un incidente en el que murió baleado un adolescente el sábado por la noche, en lo que las autoridades consideran un accidente por mal manejo de un arma. “Nuestra investigación preliminar ha determinado que una mujer adulta estaba manipulando un arma dentro de la residencia, cuando el arma se descargó y golpeó mortalmente al adolescente. Ambos eran miembros de la familia”, señaló la policía el domingo.

A las 6:29 p.m del sábado, la policía de Pembroke Pines envió varios oficiales a la comunidad de Coconut Reef, tras recibir reportes de disparos en el área de la avenida 180 y la calle 12 del suroeste. Al llegar, los oficiales localizaron a un adolescente herido de bala y fue trasladado inmediatamente al Memorial Regional Hospital de Pembroke Pines donde posteriormente murió a pesar de todos los esfuerzos para salvarle la vida.

Hasta ahora no se ha dado a conocer el nombre de la víctima. Según el reporte, todas las partes involucradas en este incidente están cooperando con los detectives. El arma de fuego se disparó sin querer debido a negligencia y mal manejo, de acuerdo a lo que explica Telemundo51. 

La policía hace un llamado a la comunidad a que se eduque y entrene sobre el manejo de armas antes de tener una en casa y sobre su manejo cuando tiene delante otras personas.