Un fiscal de Florida prometió el domingo luchar contra la suspensión de su cargo por parte del gobernador Ron DeSantis por no aplicar la ley estatal que prohíbe el aborto a las 15 semanas y apoyar a los tratamientos de transición de género para menores.

Andrew Warren, un funcionario demócrata elegido dos veces que fue suspendido la semana pasada como fiscal estatal en el condado de Hillsborough, que incluye a Tampa, dijo que planea una “defensa enérgica” por parte de su equipo legal, pero no dio detalles específicos.

“No voy a caer sin luchar”, aseguró Warren de acuerdo a nota de AP. 

DeSantis, un republicano que busca la reelección en noviembre y posible candidato presidencial en 2024, suspendió al fiscal el jueves y citó negligencia en el cumplimiento del deber y otras supuestas violaciones.

El gobernador sostuvo que Warren firmó declaraciones con docenas de otros fiscales en todo el país prometiendo no iniciar casos penales contra personas que buscan o brindan abortos o tratamientos de transición de género.