Un fuerte terremoto de 7.6 grados sacudió el lunes varios estados del occidente y centro de México justo después de que varias regiones del país participaran en un simulacro, pero además el mismo día que tembló con fuerza en 1985 y 2017.

Horas después del terremoto se habían reportado al menos dos muertos en el estado occidental de Colima. También, hubo daños estructurales en diversos edificios, incluidos hospitales, en dos estados de la costa del Pacífico que todavía se evaluaban, reseña Telemundo51. 

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el sismo se produjo a las 13.05 hora local con epicentro entre el estado de Michoacán y el de Colima a 15.1 km de profundidad.

La Coordinación Nacional de Protección Civil pidió a la población mantenerse alejada de las playas porque se esperaban “variaciones anómalas del nivel del mar de hasta 82 centímetros sobre el nivel de la marea en la región de generación del sismo” y “corrientes fuertes en la entrada de los puertos”. Poco después las autoridades mexicanas descartaron la posibilidad de tsunami aunque seguían en alerta.

Un 19 de septiembre de 1985 un terremoto de 8.0 grados destruyó gran parte de la capital y mató al menos 9,500 personas. Ese sismo marcó tanto al país que se escogió la fecha para hacer simulacros y concienciar a la población ese día. Pero en 2017, tras el ejercicio, el suelo volvió a temblar. Un movimiento telúrico de 7.1 azotó la capital y sus alrededores y mató a más de 360 personas, la mayoría en Ciudad de México.