El gobernador de Florida Ron De Santis, ha reafirmado su postura y se ha enfocado aún más en rescatar los valores conservadores sobre los que se fundó la nación y que ahora de acuerdo a nota de Diario Las Américas, la izquierda radical socialista en el Congreso de Estados Unidos quiere transformar con los nombrados “ribetes progresistas”.

Los titulares de pensiones y jubilados de EEUU invierten en empresas vinculadas al régimen comunista de China; motivo por el cual, DeSantis ordenó en diciembre una revisión de las inversiones del Sistema de Pensiones de Florida para determinar cuánto dinero se ha escapado hacia esas empresas chinas.

El plan de pensiones del estado de Florida es uno mayores del país y tres cuartas partes de sus activos totales son gestionados por la Junta Estatal de Administración de Pequeñas Empresas (SBA, por sus siglas en inglés). Según la portavoz del gobernador, Christina Pushaw, en estos momentos la SBA realiza la auditoría impulsada por el gobernador DeSantis.

No hay un plazo fijo para concluir la revisión, “pero la sesión legislativa finaliza el 11 de marzo y es probable que tengamos una actualización antes de ese tiempo”, dijo Pushaw al diario The Epoch Times.

“Las élites en EEUU durante una generación han creado este gran monstruo”, aseveró el gobernador de Florida, refiriéndose a la presencia china en casi todos los sectores de la economía, la educación, la sociedad y la política estadounidenses. “Creo que EEUU en su conjunto debería desvincularse de China”, manifestó la autoridad.