Citando en una carta crímenes graves en segundo y tercer grado, el gobernador Ron De Santis suspendió al comisionado de Miami Dade Joe Martínez, horas antes de que la comisión comenzara a debatir el millonario presupuesto del condado. Por su parte la alcaldesa del condado no quiso ahondar en la polémica, indica Diario Las Américas. 

“Vamos a esperar que la justicia siga su curso, esto no nos afecta”, fueron las palabras de la alcaldesa. La falta de un comisionado deja sin representación a los residentes del distrito 11.

El gobernador en su comunicado dijo que la suspensión era “en el mejor interés de los residentes del condado de Miami-Dade”.

Agregó que en las próximas semanas se nombraría un comisionado para ocupar el puesto del Distrito 11 que dejaba vacante Martínez, quien fue arrestado el 30 de agosto por cargos de compensación ilegal y conspiración para cometer una compensación ilegal.

Según una orden de arresto, los cargos se derivan del dinero que Martínez supuestamente aceptó a cambio de ayudar al dueño de un supermercado y al dueño de una propiedad que tenían problemas con los contenedores de almacenamiento de carga. Los abogados de Martínez aseguran que los cargos son políticos, ya que el excomisionado valoraba una posible candidatura a alguacil del condado Miami-Dade.