Los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) en Ohio incautaron tres envíos de relojes y joyas falsas por un valor estimado en la calle de casi US$ 7 millones, dijeron las autoridades.

Los agentes interceptaron los envíos de Hong Kong en Cincinnati, de acuerdo a información a través de un comunicado de prensa a principios de este mes. Contenían más de 800 pulseras Cartier de imitación y 13 relojes Rolex. Las pulseras estaban dirigidas a una residencia privada en Virginia y los relojes a una empresa en Texas.

CNN explica que, uno de los paquetes tenía un valor declarado de US$ 319, pero si las joyas hubieran sido reales, habrían tenido un valor de más de US$ 3 millones. 

“Los agentes de la CBP juegan un papel fundamental en los esfuerzos de la Nación para evitar que los productos falsificados y pirateados perjudiquen al público estadounidense”, indicó Richard Gillespie, director del puerto de Cincinnati, en el comunicado. “Este es otro ejemplo dramático de cómo los agentes de la CBP trabajan todos los días para proteger al consumidor estadounidense, la economía de EEUU y los empleos en EEUU”.