Nueve carros fueron vandalizados la madrugada del viernes en Miami Beach. El incidente ocurrió en un estacionamiento público localizado en la calle 53 con la avenida Collins.

“Llegué aquí y manejé mi carro un poco y me di cuenta de que una de mis llantas ya no tenía aire. Regresé al estacionamiento y me encontré con toda la gente a quien también les había pasado lo mismo”, dijo Michael Zitomer, una de las víctimas, su plan era trabajar con su vehículo pero terminó llamando a una grúa.

“Estaba intentando usar el carro esta noche para hacer un poco de dinero con Lyft y ahora tengo que esperar para comprar una nueva llanta, es un gran inconveniente”, se lamenta Zitomer de acuerdo a nota de Telemundo51. 

Un problema para casi una decena de conductores. Algunos que solo estaban de vacaciones en la playa. De momento no hay pistas de quien pudo ser el responsable de este acto.

“Estaban en una misión para ponchar todas las llantas que pudieran. Esto es increíble e inaceptable”, dijeron algunas víctimas. Ahora la policía dice que han incrementado el patrullaje en esta zona. Sin embargo, las víctimas ya parecen estar resignadas.