La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, advirtió el lunes desde Miami que “la crisis climática está aquí, ha llegado” y urge tratarla como una emergencia global, por lo que la Casa Blanca destinará este año más de 1.000 millones de dólares a proyectos para combatir la crisis climática.

“La crisis climática está aquí, ha llegado, es una realidad y la experimentamos en tiempo real” en el país con devastadores incendios forestales, inundaciones e intensificación de huracanes, así lo dijo Harris en una conferencia en la Universidad Internacional de Florida. Harris se refirió directamente a los estados de Kentucky y Misuri, donde las inundaciones de la última semana, han dejado muertos, entre ellos niños y bebés.

Todavía hay cientos de personas desaparecidas en Kentucky, por lo que las autoridades prevén que la cifra de muertos continúe subiendo a medida que avancen las labores de rescate.

“La devastación es real, el daño es real, el impacto es real y lo estamos viviendo en tiempo real”, insistió Harris, para subrayar que “el tiempo de debate sobre el cambio climático se acabó hace tiempo” y urge actuar de inmediato “a medida que la crisis climática empeora”.

Se refirió también al estado de Florida, donde “cada año más y más huracanes y tormentas tocan tierra” en sus costas, a la ola de calor que golpea la costa oeste del país, responsable de un incendio en el norte de California considerado el más destructivo del año, así lo indica nota de EFE.