Miles de personas salieron a las calles de diversas localidades de Estados Unidos el sábado reclamando al Congreso un control más estricto de la venta y tenencia de armas de fuego en el país, conmocionado tras las recientes matanzas en una tienda del estado de Nueva York y una escuela del sureño Texas.

De acuerdo a lo que reseña Telemundo51, este rally, organizado por el movimiento “Marcha por nuestras vidas” organizó unas 400 marchas para abogar por legislaciones que garanticen que escuelas y comunidades estén protegidas de la violencia armada.

Reunidos, residentes de Parkland, sobrevivientes de la masacre escolar de 2018, maestros y víctimas directas o indirectas de la violencia armada, exigieron lo mismo y se trata de un mayor control de armas.

Nancy Lovera, maestra de Broward, dijo estar obstinada “de lo que está pasando en las escuelas con los niños. (Por) todo eso nosotros tenemos miedo de ir al colegio”.

Esta edición de la llamada “Marcha por nuestras vidas” tiene un objetivo especial. “Queremos que nuestros políticos se enfoquen en chequeos integrales de antecedentes y que la gente se dé cuenta de aún estamos aquí y que no vamos a parar hasta que haya leyes para la prevención de la violencia armada en el Congreso”, aclaró Zoe Weissman, presidenta del Movimiento “Marcha por nuestras vidas”.

Debbi Hixon, quien perdió a su esposo en la masacre de Parkland, afirma que ya se ha dicho suficiente y que la gente ahora tiene un compromiso. “Necesitamos que salgan a votar y lo hagan por legisladores que crean en lo que la mayoría de los americanos cree, que podemos hacerlo mejor y que nos merecemos algo mejor”, dijo la también miembro de la Junta escolar del condado Broward.

“Me uno a ellos para reiterar mi llamado al Congreso: hagan algo”, tuiteó, por su parte, el presidente estadounidense, el demócrata Joe Biden, en apoyo a las protestas programadas en Washington y mas de 400 ciudades por el movimiento antiarmas March for Our Lives (marcha por nuestras vidas).