El senador republicano Marco Rubio y la congresista demócrata Val Demings se enfrentaron el martes durante un intenso debate como parte de la contienda por el Senado federal, reseña Telemundo51. 

Rubio, que busca la reelección por segunda vez, tuvo que defenderse vigorosamente de los ataques que recibió en asuntos como el derecho al aborto y la protección del derecho al voto, criticando la política económica de la administración Biden y su manejo de la situación migratoria en la frontera con México.

“Nadie ha hecho más que yo por la causa de la libertad de Cuba y Venezuela, pero la situación en la frontera es insostenible con miles de personas intentando entrar diariamente a nuestro país”, aseguró Rubio durante el acto que se llevó a cabo en el Palm Beach State College.

Respecto a la nueva política del gobierno estadounidense hacia los inmigrantes venezolanos, el senador Rubio sostuvo que “lo único que la administración Biden ha hecho es ejecutar la política del regreso a México de la administración Trump”.

Demings afirmó que Rubio está en contra de cualquier excepción a las propuestas de ley para restringir el aborto, sin embargo, este punto el senador lo negó enfáticamente. Rubio además contraatacó al acusar a la congresista de oponerse a cualquier límite sobre el momento en que puede realizarse el aborto “justo hasta antes del nacimiento”.

“Si hay alguien que tiene una posición radical respecto al aborto, esa es la congresista Demings”, puntualizó.

En materia de derechos cívicos, la congresista Demings afirmó que pocas cosas hay más importantes que garantizar el acceso al voto de todas las minorías. “Como hija de un conserje y de una empleada doméstica, tuvimos muchas dificultades, pero mis padres siempre salieron a votar”, fueron parte de sus palabras.

El senador Rubio, por su parte mantuvo que “nunca ha sido más fácil votar que ahora” y se manifestó en contra de relajar los controles existentes a nivel estatal para garantizar la limpieza de las elecciones. Demings fue jefa de la policía en Orlando y actualmente es congresista federal por un distrito en el centro de la Florida. En agosto, ganó fácilmente la primaria demócrata en la contienda por el Senado.

Rubio fue electo por primera vez en el 2010 y es el senador de Florida con más antigüedad. Ganó la reelección en el 2016 derrotando al demócrata Patrick Murphy por casi ocho puntos porcentuales.