Para este jueves se tiene previsto que, miembros del jurado en el juicio del tirador de la escuela de Florida Nikolas Cruz caminen por las salas aún salpicadas de sangre de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland en una visita al edificio de tres pisos donde fueron asesinados 14 estudiantes y tres miembros del personal hace cuatro años.

El jurado de siete hombres, cinco mujeres y 10 suplentes serán trasladados en autobús bajo fuertes medidas de seguridad unas 30 millas desde el juzgado del condado de Broward en el centro de Fort Lauderdale hasta la escuela suburbana. Los planes de las fuerzas del orden público es sellar el área alrededor de la escuela y se puede prohibir el vuelo de aeronaves para evitar que los manifestantes interrumpan el proceso y para proteger la seguridad de los miembros del jurado.

Los panelistas y sus escoltas policiales estarán acompañados al edificio por la jueza de circuito Elizabeth Scherer, los fiscales y los abogados de Cruz quien no estará presente, según uno de sus abogados.

AP indica que, los fiscales, que están concluyendo su caso, esperan que la visita ayude a probar que las acciones del ex alumno de Stoneman Douglas fueron frías, calculadas, atroces y crueles; creó un gran riesgo de muerte para muchas personas e “interfirió con una función del gobierno”, todos factores agravantes bajo la ley de pena capital de Florida.