El arquitecto cubanoestadounidense Hilario Candela, conocido por diseñar el emblemático Miami Marine Stadium de Florida murió a los 87 años en un hospital de la ciudad por complicaciones con el covid-19, así lo informó el jueves la familia a un medio local.

Candela, artífice de este estadio marino construido en 1963 y designado actualmente como obra maestra arquitectónica por el National Trust for Historic Preservation, falleció en el Mercy Hospital, donde estaba ingresado tras contraer el coronavirus, dijo su hijo, Mauricio Candela, al diario Miami Herald.

EFE explica que su hijo, también arquitecto, señaló al rotativo que su padre se recuperaba de una cirugía de espalda “y le iba bien en casa y en rehabilitación ambulatoria cuando dio positivo por coronavirus” y tuvo que ser ingresado.

“Era absolutamente cien por ciento claro que todavía tenía ese entusiasmo por la vida que siempre tuvo”, dijo Candela de su padre, para recordar que mantenía “una pasión por la vida y el diseño que iba más allá de la arquitectura”. Candela murió sin ver cumplida su gran ilusión: recuperar y devolver al Miami Marine Stadium el antiguo esplendor de los años 60, cuando las carreras de fuerabordas y los conciertos y espectáculos hacían furor.

Este anfiteatro marino de techo voladizo que se levanta en Cayo Virginia, en la bahía de Miami, a orillas de una bella manga marina de un kilómetro de largo, se encuentra desde la fecha de su cierre, en 1992, en muy mal estado de conservación, comido por los grafitis y el abandono.