Kirstie Alley murió el lunes a sus 71 años, ella fue dos veces ganadora del Emmy cuyos papeles en el megaéxito televisivo “Cheers” y en las películas “Mira quién habla” la convirtieron en una de las estrellas más importantes de la comedia estadounidense a fines de la década de 1980 y principios de la de 1990.   Alley murió de un cáncer que se descubrió recientemente, según informaron sus hijos True y Lillie Parker a través de un comunicado.

“A pesar de lo icónica que era en la pantalla, era una madre y abuela aún más increíble”, dijo la declaración de sus hijos. Actuó junto a Ted Danson como Rebecca Howe en “Cheers”, la querida comedia de situación de NBC sobre un bar de Boston, de 1987 a 1993. Se unió al programa en el apogeo de su popularidad después de la partida de la estrella original Shelley Long.

Tuvo además su propia comedia de situación en la red “Veronica’s Closet” de 1997 a 2000. En la comedia de 1989 “Mira quién habla”, que le dio un gran impulso a su carrera, interpretó a la madre de un bebé cuyos pensamientos internos fueron expresados ​​por Bruce Willis. También aparecería en una secuela de 1990, “Mira quién habla también”, y otra en 1993, “Mira quién habla ahora”.

John Travolta, su coprotagonista en la trilogía, le rindió homenaje en una publicación de Instagram con el siguiente mensaje: “Kirstie fue una de las relaciones más especiales que he tenido”, “Te amo Kirstie. Sé que nos volveremos a ver”.