Un oficial de la Policía del condado de Pinellas, en Florida, cerca de Tampa, murió, tras ser atropellado por una monta carga que era conducido un trabajador agrícola inmigrante en la zona. De acuerdo al informe inicial, el hombre que operaba el equipo pesado es un trabajador inmigrante indocumentado, oriundo de Honduras.

Según el alguacil del condado de Pinellas, Juan Ariel Molina-Salles, de 32 años, causó el fatídico hecho. “No debería haber estado conduciendo esa cosa”, señaló Gualtieri, al referirse al vehículo pesado.

El inmigrante huyó del sitio de trabajo a pie, supuestamente con la ayuda de un compañero de trabajo, pero “finalmente apresado”, aseguró el alguacil.

 El jefe de la Policía aseguró que el oficial Michael Hartwick bloqueó dos carriles de un camino, cuando el conductor del equipo pesado lo golpeó. El inmigrante “continuó conduciendo durante aproximadamente una milla (1,6 kilómetros) antes de detenerse en un estacionamiento”, señaló el alguacil de acuerdo a lo que publica Diario Las Américas. 

 Luego “le dijo a otro trabajador de la construcción que había matado a un oficial. Ese trabajador tomó el equipo pesado y lo escondió en un área boscosa”, añadió el alguacil.

 De esta manera, Molina será acusado de abandonar el lugar de un accidente, lo que conlleva una sentencia mínima de cuatro años de prisión. El otro trabajador de la construcción es ahora acusado de ser cómplice del hecho.

Hartwick fue policía durante 19 años. “Mike era un buen tipo, un buen policía”, indicó Gualtieri. La compañía que emplea a los dos trabajadores, Archer Western Construction, con sede en Tampa, está involucrada en varios proyectos de transporte de gran envergadura en el área de la Bahía de Tampa, algunos de los cuales involucran contratos con el estado de Florida.

El alguacil señaló que remitió el suceso al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, que tiene jurisdicción sobre asuntos de inmigración.