El rey Carlos III ha sido fotografiado asumiendo sus nuevos deberes estatales en el Palacio de Buckingham por primera vez. En la imagen se ve al monarca mirando su caja roja oficial que contiene documentos del Gobierno británico y la Commonwealth.

En una señal de continuidad real, la imagen se toma frente a una foto de sus difuntos padres, Isabel y Felipe, que la pareja le había regalado al rey Jorge VI en 1951, un año antes de que Isabel se convirtiera en reina.

Durante su propio reinado, la reina Isabel II también aparecía regularmente con su caja roja oficial, que cada monarca recibe de su secretario privado. AP asegura que, la imagen fue tomada en la Sala del siglo XVIII en el Palacio de Buckingham tres días después de la muerte de Isabel.