El comité de la Cámara de Representantes que investiga los disturbios del 6 de enero está profundizando en lo que llama “la gran mentira”, las falsas afirmaciones de Donald Trump sobre el fraude electoral que impulsaron su implacable esfuerzo por anular las elecciones de 2020 y dirigieron a una turba de sus simpatizantes para sitiar el Capitolio de los Estados Unidos.

El panel 1/6 reanuda sus audiencias este lunes con testigos en vivo, incluido el director de campaña de Trump, Bill Stepien, mientras los miembros del comité dicen que han descubierto suficiente evidencia para que el Departamento de Justicia considere una acusación penal sin precedentes contra el expresidente. Stepien fue citado para su testimonio público.

El presidente, el representante Bennie Thompson, demócrata por Misisipi, y la vicepresidenta, la representante Liz Cheney, republicana por Wyoming, están listos para encabezar la audiencia matutina después de que la exitosa sesión de la semana pasada atrajera a casi 20 millones de estadounidenses para ver sus hallazgos en horario de máxima audiencia.

Durante el último año, el comité ha estado investigando el ataque más violento contra el Capitolio desde la Guerra de 1.812 para garantizar que nunca vuelva a ocurrir. Sus hallazgos se producen cuando Trump está considerando otra candidatura a la Casa Blanca, y algunos advierten que su esfuerzo por anular la victoria electoral de Joe Biden representaba una grave amenaza para la democracia.