Un miembro de un grupo paramilitar de extrema derecha fue condenado el lunes a siete años de cárcel por el asalto al Capitolio de Estados Unidos, convirtiéndose en la primera persona que recibe una condena tras ser juzgada por este ataque, así lo indica EFE.  Una jueza federal del Distrito de Columbia dictó la sentencia para Guy Reffitt, un manifestante que llevó un arma de fuego durante el asalto del 6 de enero de 2021 e integrante del grupo de ultraderecha Three Percenters.

La sentencia, de siete años y tres meses, es la más larga que se ha declarado para alguien involucrado en los sucesos de esa fecha, cuando una turba de manifestantes seguidores del entonces presidente Donald Trump irrumpió en la sede del Congreso estadounidense para tratar de detener la ratificación de la victoria electoral de Joe Biden.

Reffitt fue condenado por obstruir los procedimientos en el Congreso, allanar el Capitolio portando un arma, enfrentarse a los policías, transportar armamento de manera ilegal y amenazar a sus tres hijos adolescentes si lo denunciaban; delitos de los que se había declarado inocente.

La jueza Dabney Friedrich decidió, sin embargo, no condenarlo por “terrorismo doméstico”, como pedía la Fiscalía y por lo que hubiera podido pasar 15 años en prisión.