Estados Unidos ha registrado su primera muerte de una persona con viruela del mono, que según indicó el martes el Departamento de Sanidad de Texas tuvo lugar en ese estado del sur del país.

El fallecido era adulto y estaba “gravemente inmunocomprometido”, apuntó el comunicado donde precisan que el caso está siendo investigado para determinar qué rol desempeñó la viruela del mono en su muerte.

“La viruela del mono es una enfermedad grave, especialmente para aquellos con sistemas inmunes debilitados”, señaló en ese comunicado el representante del Departamento de Sanidad de Texas John Hellerstedt, reseña swissinfo.

Según los últimos datos de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) del pasado lunes, Estados Unidos acumula el mayor número de casos mundial de viruela del mono, con 18.101, de un total de unos 48.800.

Los dos estados más afectados son California (3.291) y Nueva York (3.197) mientras que en Texas había registrados hasta este lunes 1.604 casos.

Las autoridades sanitarias estadounidenses se mostraron el pasado viernes “prudentemente optimistas”, porque, aunque las cifras de contagios siguen subiendo, el ritmo de aumento ha bajado, especialmente en las circunscripciones más perjudicadas.