En una serie de mensajes compartidos en redes sociales, Pedro Castillo dijo el lunes que no ha renunciado a su cargo de presidente de Perú y rechazó la convocatoria a nuevas elecciones que planteó la presidenta que lo sustituye, Dina Boluarte. A través de su cuenta de Twitter, Castillo compartió una carta en la que afirma que ha estado “humillado, incomunicado, maltratado y secuestrado”, en referencia a la prisión preventiva que pesa en su contra al ser investigado por el delito de “rebelión”, indica BBC. 

Pidió a los peruanos no caer en el “juego sucio de nuevas elecciones” que, a su juicio, es una “estrategia de las fuerzas políticas de derecha peruanas”.

Desde su mensaje a la nación el 7 de diciembre, Castillo no había hecho pronunciamientos públicos. En la carta publicada en Twitter y fechada este 12 de diciembre, puntualizó que se dirigía al pueblo peruano para reiterar que es incondicionalmente fiel al mandato popular y constitucional que ostenta como presidente.