Dos senadores de alto rango de Estados Unidos exigieron el lunes por carta al consejero delegado de Twitter, Parag Agrawal, información sobre los problemas de ciberseguridad de la empresa denunciados por parte de su exresponsable de seguridad.

En la misiva, el senador demócrata Dick Durbin y el republicano Chuck Grassley indican que las denuncias del exempleado son “altamente preocupantes” y le piden datos exactos sobre las prácticas de seguridad dentro de la empresa. La carta fue enviada justo un día antes de que este martes el exjefe de seguridad de Twitter Peiter “Mudge” Zatko testifique ante el comité judicial del Senado de EEUU sobre el mismo tema, reseña Telemundo51. 

Según Zatko, la red social tiene graves problemas de ciberseguridad, ha mentido a las autoridades sobre ellos y no tiene ni capacidad ni interés para determinar el número de cuentas falsas que hay en la red social. Según la información interna compartida por Zatko, Twitter es una empresa con importantes problemas de gestión, que entre otras cosas permite que demasiados empleados accedan a sus controles centrales y a información sensible sin supervisión adecuada.

Además, asegura que uno o más empleados pueden estar trabajando para servicios de inteligencia extranjeros y denuncia que ejecutivos de la empresa han mentido a unos accionistas y reguladores sobre las importantes deficiencias de seguridad de la red social.

La queja dice que se han detectado en la compañía “deficiencias atroces, negligencia, ignorancia deliberada y amenazas a la seguridad nacional y la democracia”. Según el exejecutivo, Twitter no tiene los recursos necesarios para conocer realmente el número de “bots” y sus principales responsables tampoco están interesados en lograrlos.