La tenista estadounidense Serena Williams, ganadora de 23 títulos de Grand Slam, anunció el martes en una carta publicada en la revista Vogue que está preparada para dejar el tenis en las próximas semanas sugiriendo que podría ser después del Abierto de Estados Unidos.

La tenista explicó que no le gusta utilizar la palabra retirada y que ha estado pensando en esta “transición” que prefiere describir como “evolución”. Considerada la mejor de la historia y que cumplirá 41 años a finales de septiembre, tiene una hija, Alexis Olympia Ohanian Jr., que nació el 1 de septiembre de 2017 y ya quiere una hermana, indica nota de ALNavio. 

Williams añadió que si fuese un hombre no habría tenido la necesidad de escribir su misiva. “Estaría ahí jugando y ganando mientras mi esposa está haciendo el trabajo físico de ampliar nuestra familia. Quizás hubiese sido más un Tom Brady si hubiese tenido esa oportunidad. Y que no se me malentienda: me encanta ser una mujer y amé cada segundo del embarazo de Olympia”, añadió.

También reconoció que, a diferencia de otras deportistas que dejaron el tenis cuando sintieron que era su momento, su retirada no supone una alegría personal y siente “un gran dolor” por tener que elegir entre su carrera profesional y su vida personal.