El hombre acusado de matar a siete personas y herir a decenas más por tiroteo en un desfile del Día de la Independencia en los suburbios de Chicago se declaró inocente el miércoles, una semana después de que los fiscales anunciaran que enfrenta 117 cargos por delitos graves en el ataque.

Robert E. Crimo III compareció para una breve audiencia el miércoles en el tribunal de circuito del condado de Lake donde escuchó: 21 cargos de asesinato en primer grado, 48 cargos de intento de asesinato y 48 cargos de agresión agravada que representan a los muertos y heridos durante el desfile en Highland Park.

Crimo usó una máscara facial de COVID-19 durante la lectura de cargos de 10 minutos y le dijo repetidamente a la jueza Victoria Rossetti que entendía los cargos y las posibles sanciones que enfrenta, incluida la cadena perpetua.

Mientras Crimo entraba arrastrando los pies en la corte, con las cadenas alrededor de sus tobillos tintineando, varios familiares y amigos de al menos una víctima se giraron para mirarlo desde el otro lado de la sala, algunos mantuvieron sus ojos fijos en él durante toda la audiencia.

George Gómez, un abogado que representa a los padres de Crimo aseguró que no les preocupa que se puedan presentar cargos penales en su contra, así lo indica AP. Ambos asistieron a la audiencia del miércoles donde se sentaron en silencio detrás de su hijo. Hablando con los periodistas después, Gómez describió a sus clientes como “devastados” y “desconsolados” por Highland Park y dijo que están cooperando con las autoridades.