Al menos 26 personas, incluidos menores de edad, han muerto por las inundaciones en Kentucky, así lo informó el domingo el gobernador del estado, Andy Beshear, alertando que la cifra subirá y puede que las autoridades sigan encontrando cuerpos sin vida durante semanas, así lo indica EFE. 

“La cifra de muertos ha subido a 26 ahora mismo, pero sé que hay más cuerpos. Con el nivel que hay de agua, vamos a estar encontrando cuerpos durante semanas”, lamentó Beshear.

Entre los fallecidos hay cuatro niños de la misma familia, pero Beshear dijo que es posible que dos más hayan perdido la vida por las torrenciales lluvias e inundaciones en el centro y este de Kentucky. Explicó además que, las autoridades aún no han podido acceder a algunas partes del estado y explicó que la lluvia está complicando las labores de rescate.

También anunció, que activará a más reservistas de la Guardia Nacional estatal para que ayuden a rescatar a los vecinos de Kentucky, que en algunos casos han quedado atrapados por las aguas en las azoteas de sus casas e incluso han tenido que subirse a árboles, según el diario local Lexington Herald-Leader.