El Tribunal Supremo de Florida autorizó la petición del gobernador Ron DeSantis de que un gran jurado pueda investigar cualquier irregularidad con respecto a las vacunas contra el COVID-19 y sus fabricantes. DeSantis solicitó la semana pasada en un escrito a la Corte Suprema de Florida designar un gran jurado estatal para “investigar todas y cada una de las irregularidades en Florida con respecto a las vacunas contra el COVID-19″, reseña Telemundo51. 

Pese al consenso científico generalizado de que las vacunas han salvado millones de vidas en todo el mundo, el republicano sugirió en el documento que la investigación tendría como objetivo sacar a la luz más información sobre las farmacéuticas, las vacunas y sus efectos secundarios.

La orden del Supremo establece que el gran jurado puede investigar a “fabricantes farmacéuticos (y sus funcionarios ejecutivos) y otras asociaciones u organizaciones médicas” involucradas en el uso de “vacunas que supuestamente previenen la infección, los síntomas y la transmisión” del COVID-19. El gran jurado podrá también indagar presuntas “irregularidades o actividades delictivas que se descubran durante el curso de la investigación”. El organismo, que puede también emitir recomendaciones o acusaciones, estará presidido por el juez del Tribunal de Circuito Ronald Ficarrotta, de Tampa.

Telemundo51 reseña así que, DeSantis ha sido insistente en mostrar su preocupación por los efectos secundarios de las vacunas contra el coronavirus.