Un llamado a la unión de Colombia y Latinoamérica y la búsqueda de la paz con los grupos armados fueron los principales ejes del discurso de investidura del nuevo presidente del país, el izquierdista Gustavo Petro, que anunció además grandes reformas, entre ellas una tributaria, enfocadas al ámbito social, la cual presentará este lunes ante el Congreso con el objetivo de conseguir recursos para ayudar a la población más vulnerable y que busca recaudar 50 billones de pesos (unos 11.543 millones de dólares) de acuerdo con los estimativos del equipo técnico del nuevo Gobierno.

En un discurso que duró cerca de una hora, criticó la falta de unidad de los países latinoamericanos y dijo que trabajará “para conseguir la paz verdadera y definitiva” que garantice “una vida justa y segura”, reseña EFE.  Petro, que por momentos no pudo evitar las lágrimas, también apeló al libertador Simón Bolívar para llamar a la unidad, al citar la frase “la unión debe salvarnos, como nos destruirá la división si llega a introducirse entre nosotros”.

Acotó que su Gobierno será “descentralizado” y tratará de llegar a cada uno de los rincones de Colombia, pues “duele mucho la ausencia del Estado en muchos puntos del país” y una de las claves será lograr la “paz total”.

El presidente hizo un llamado para terminar por completo con seis décadas de violencia y conflicto armado, a su juicio, cumplirá el Acuerdo de Paz, seguirá las recomendaciones del informe de la Comisión de la Verdad y trabajará de manera incansable para llevar paz y tranquilidad a cada rincón del país.