Cerca de 1,6 millones de solicitudes de asilo están pendientes en los tribunales de inmigración de Estados Unidos y en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), el mayor número jamás registrado, según el análisis de datos federales que realizó el Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad de Syracuse.

Los tribunales de inmigración de Estados Unidos enfrentan un aumento de más de siete veces en los casos de asilo desde el año fiscal 2012, cuando se registraron 100.000 casos pendientes, y el final del año fiscal 2022, cuando el retraso creció a más de 750.000, según el centro de intercambio de información. Los solicitantes de asilo provienen de 219 países distintos y hablan 418 lenguas diferentes, según el grupo de Syracuse. Aproximadamente tres de cada 10 son menores de 18 años y los principales países de origen son Guatemala, Venezuela, Cuba y Brasil.

Florida y Massachusetts se encuentran entre los estados con mayor incremento de solicitudes de asilo. Un número cada vez mayor de solicitantes de asilo se controla electrónicamente a través del programa Alternativa a la Detención del Departamento de Seguridad Nacional. Mientras tanto, una pequeña parte —alrededor de 2.000— está detenida bajo la autoridad de ICE, según el centro de intercambio de información.

A pesar de las bajas temperaturas, los agentes fronterizos de la zona de El Paso, Texas, siguen encontrando entre 1.500 y 1.600 migrantes cada día, reseña CNN.