El recuento oficial de víctimas mortales de la explosión el viernes en una mina de carbón en Turquía, en la costa del mar Negro, se ha presentado oficialmente este sábado a 40.

“Hemos logrado los 40 mártires (muertos) ahora. Pese al fuego (en la mina), los equipos de rescate lograron con gran sacrificio sacar a otros 40 mineros”, constituyó el ministro del Interior, Suleyman Soylu, ante la prensa de acuerdo a nota de EFE. 

En total, una vez que los mineros se encuentran aún hospitalizados, cinco de ellos en estado grave, mientras que al menos un trabajador sigue desaparecido. “Once heridos están en los hospitales, seis de ellos en la clínica Çam Sakura de Estambul. La situación no está clara con un minero. Las obras de búsqueda y rescate siguen hasta que se haya aclarado su situación”, explicó el ministro turco.

Mustafa Turan, jefe de la unidad de quemados del hospital Çam Sakura Hospital de Estambul, explicó que recibió seis heridos vía ambulancias aéreas y que uno de los heridos tuvo que ser operador de urgencia. Cinco hombres se encuentran en la unidad de quemados y su estado es grave”.se encuentran en la unidad de quemados y su estado es grave”.

Un total de 110 mineros se encontraban en la mina de Amasra, en la provincia de Bartin, en el momento de la explosión, que por razones aún desconocidas sucedió a las 15.15 GMT a 300 metros de profundidad.