La Comisión del Condado de Miami-Dade votó para anular el veto de la alcaldesa Daniella Levine Cava sobre la solicitud aprobada de mover el Límite de Desarrollo Urbano del condado, con el objetivo de construir un parque de almacenes industriales a gran escala en un terreno zonificado para uso agrícola.

Ante la decisión de los comisionados, que supone entonces un cambio en la zonificación del condado, la alcaldesa reaccionó a través de un comunicado y dijo estar decepcionada de la resolución.

“Estoy muy decepcionada de que la comisión del condado haya elegido la ganancia financiera a corto plazo de unos pocos sobre la salud y el bienestar a largo plazo de nuestro medio ambiente y nuestra economía”, fueron parte de sus aseveraciones.

A juicio de Levine Cava, mover el límite del desarrollo urbano, sin que exista una necesidad comprobada de hacerlo, es una amenaza, con gran impacto en el ambiente.

“Nuestros aliados federales y estatales han demostrado claramente que este desarrollo socavará los años y millones de dólares que hemos invertido para restaurar la Bahía de Biscayne y los Everglades. Al mismo tiempo, el proyecto no garantiza empleos para los residentes de South Dade, al tiempo que sienta un precedente peligroso para permitir el desarrollo irresponsable en las áreas con mayor riesgo de inundación y aumento del nivel del mar”, agregó.

Por su parte, el vocero de South Dade Logistics and Technology District, se mostró agradecido de la decisión y expresó que se abre el camino para desarrollar el área, reseña Telemundo51.