El presidente ucraniano Volodímir Zelenski realizó el miércoles una desafiante visita a Washington en tiempos de guerra para agradecer al gobierno y a los “estadounidenses de a pie” por su apoyo para repeler la invasión rusa, y prometió que no cedería en nada al tratar de conseguir el fin de la guerra.

El mandatario estadounidense Joe Biden y el Congreso respondieron con un nuevo paquete de asistencia de miles de millones de dólares y el compromiso de ayudar a Ucrania a obtener una “paz justa”. Biden recibió a Zelenski en la Oficina Oval, diciendo que Estados Unidos y Ucrania continuarían proyectando una “defensa unida” ante la “brutal agresión” de Rusia “al derecho de Ucrania a existir como nación”.

Biden aseguró en rueda de prensa que EEUU apoyará a Ucrania “el tiempo que sea necesario”, así lo indica nota de Telemundo51. 

“Para mí, como presidente, ‘paz justa’ es sin concesiones”, declaró Zelenski a la prensa. Afirmó que la guerra terminará cuando se restablezcan la soberanía, la libertad y la integridad territorial de Ucrania, y se paguen “todos los daños infligidos por la agresión rusa.” Biden aseguró que Rusia “intenta usar el invierno como arma, pero el pueblo ucraniano sigue siendo una inspiración para el mundo”. Más tarde, en una conferencia de prensa conjunta, aseguró que el mandatario ruso Vladimir Putin “no tiene intención de ponerle fin a esta guerra cruel”.