Cada año, el 19 de octubre, se conmemora el ‘Día Internacional del Cáncer de Mama’. En dicha jornada, diversas asociaciones y personas en todos los rincones del mundo se colocan un lazo rosa, ícono conocido de forma universal debido a esta conmemoración.

Esta fecha ha sido impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para promover el diagnóstico precoz del cáncer de mama, así como incrementar el acceso de la población femenina a los controles y tratamientos oportunos de esta enfermedad.

Es importante destacar que esta patología también se ha reflejado en hombres, siendo un cáncer raro que se forma en el tejido mamario del hombre. Aunque comúnmente se piensa que el cáncer de mama es una enfermedad que afecta a las mujeres, también puede desarrollarse en ellos, y de manera más común en mayores, aunque puede manifestarse a cualquier edad.

El cáncer de mama o de seno es el tipo de cáncer más común, con más de 2,2 millones de casos en el mundo, según datos de 2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se estima que cerca de una de cada 12 mujeres enfermarán de cáncer de mama a lo largo de su vida y es la principal causa de muerte entre ellas. En 2020, alrededor de 685.000 mujeres fallecieron como consecuencia de esa enfermedad en todo el mundo.

Específicamente en el continente americano se produjeron casi una cuarta parte de los nuevos casos de cáncer de mama en 2020.

En América Latina y el Caribe, la proporción de mujeres afectadas por la enfermedad antes de los 50 años (32%) es mucho mayor que en América del Norte (19%), señala la Organización Panamericana de la Salud.