El director del FBI, Chris Wray, planteó preocupaciones de seguridad nacional sobre TikTok y advirtió que el control de la popular aplicación para compartir videos está en manos de un gobierno chino “que no comparte nuestros valores”, así lo reseña AP. 

Wray manifestó que al FBI le preocupaba que los chinos tuvieran la capacidad de controlar el algoritmo de recomendación de la aplicación, “lo que les permite manipular el contenido y, si quieren, usarlo para operaciones de influencia”. También afirmó que China podría usar la aplicación para recopilar datos sobre sus usuarios que podrían usarse para operaciones de espionaje tradicionales.

“Todas estas cosas están en manos de un gobierno que no comparte nuestros valores y que tiene una misión que está muy en desacuerdo con los mejores intereses de Estados Unidos. Eso debería preocuparnos”, dijo Wray a una audiencia en la Escuela de Políticas Públicas Gerald R. Ford de la Universidad de Michigan.

Esas preocupaciones son similares a las que planteó durante las apariciones en el Congreso el mes pasado cuando surgió el tema y se expresan durante el diálogo en curso en Washington sobre la aplicación.

TikTok es propiedad de ByteDance, con sede en Beijing. La declaración de TikTok del viernes señaló que ByteDance es una empresa privada y que “TikTok Inc., que ofrece el servicio TikTok en los Estados Unidos, es una empresa estadounidense sujeta a las leyes estadounidenses”.