España y Alemania cerraron el partido entre los dos favoritos del grupo E con un empate (1-1), lo que hace que ambos se jueguen el pase a octavos en la última jornada de la fase de grupos: a la “roja” le bastará con un punto, mientras que los germanos necesitan ganar sí o sí.

Dos jugadores entrados desde el banquillo fueron los autores de los tantos: Morata abrió el marcador en el minuto 61 al remachar a la red un gran pase desde la izquierda de Jordi Alba, pero el conjunto germano logró la igualada en el 82 tras una combinación entre los talentosos Musiala y Sané que acabó en un remate dentro del área de Fullkrug, indica EFE. 

A España, que lidera el grupo con cuatro puntos, le bastaría un empate el jueves ante Japón para clasificarse. Los nipones suman tres puntos, los mismos que Costa Rica, en un grupo en el que todos dependen aún de sí mismos, y que cierra Alemania con un punto.